Scroll to top

ISO 229555 Confort acústico en oficinas abiertas / Acoustic quality of open office spaces

Open office / Diseño acústico basado en la actividad

Las oficinas son cada vez más diáfanas, y por ello cuentan con diferentes necesidades en función del tipo de trabajo que se desarrolle en cada espacio. Estos usos diversos del espacio, plantean grandes retos a la hora de diseñar los espacios, por ello es de vital importancia plantear estrategias acústicas y definir especificaciones en la fase de diseño que ayuden a controlar el ruido y mejoren la calidad acústica del espacio en función de su uso.

La nueva normativa internacional ISO 229555 sobre calidad acústica en espacios abiertos de oficina ofrece un nuevo marco de referencia para aumentar el confort y bienestar del usuario en este tipo de espacios. Desde Absotec, como especialista y referente en la mejora del confort y bienestar acústico en oficinas, te contamos el enfoque, los conceptos y principios descriptores que propone esta normativa, la cual pone el centro la perspectiva del usuario, siendo una oportunidad para mejorar las condiciones acústicas de estos espacios.

El objetivo de la norma es guiar en el diseño de los espacios de trabajo de planta abierta a través de criterios acústicos verificables, ofreciendo un enfoque integral para ayudar en la gestión del componente acústico en proyectos de planta abierta.

Entre los conceptos que se destacan, aparecen indicadores acústicos para espacios abiertos, por ejemplo: la propagación del habla, la inteligibilidad, la tasa de decaimiento espacial del habla, el área efectiva por m2 de planta, el decaimiento de la presión sonora, o la atenuación acústica entre espacios, entre otros; el objetivo del estudio de estos indicadores es proporcionar a los usuarios un buen nivel de confort acústico.

Tipología de espacios y retos acústicos para oficinas abiertas

En su primera edición, lanzada en mayo de 2021, la norma ofrece nuevos métodos y valores para cada uno de los tipos de uso que determina para los espacios de trabajo. En el documento se establecen 6 tipologías de espacios en función del uso, definiendo para cada uno de ellos un reto acústico para prevenir y mejorar la salud de las personas gracias a la limitación acústica entre las espacios de trabajo adyacentes.

Tipología 1. Espacios vacíos. Actividad no conocida.

Reto: Dado que es un espacio en bruto, el principal reto es conseguir una envolvente acústicamente eficiente.

Tipología 2. Espacios de comunicación externa. Actividad centrada en llamadas de teléfono, videollamadas, etc. Trabajos individuales y homogéneos.

Reto: controlar y minimizar la reverberación y  la propagación del sonido.

Tipología 3.  Espacios de trabajo colaborativos. Actividad principalmente colaborativa. Trabajos variados y colaborativos.

Reto: conseguir un alto nivel de inteligibilidad en el espacio colaborativo.

Tipología 4. Espacios de trabajo individual. Actividad colaborativa esporádica. Principalmente trabajo individual con alto nivel de concentración y conversaciones esporádicas.

Reto: reducir la distracción e inteligibilidad entre los puestos de trabajo adyacentes.

Tipología 5. Espacios de acceso. Recepción de público. Espacios de interacción entre personas.

Reto: evitar la propagación de ruidos a otros espacios adyacentes.

Tipología 6. Espacios mixtos. Combinación de actividades, tanto de trabajo colaborativo, como comunicación exterior y trabajo individual.

Reto: coexistencia de diversas necesidades acústicas en un mismo espacio.

Recomendaciones acústicas para el diseño de oficinas abiertas

Para un correcto diseño acústico de los espacios de trabajo podemos seguir ciertas recomendaciones generales, siendo conveniente un estudio individualizado de cada casuística y espacio.

Analizar los diversos trabajos a realizar en cada puesto en función de las tipologías definidas anteriormente.

Todos los puestos de trabajo de equipos que cooperan deben agruparse en una misma zona.

Los equipos de trabajo deben estar separados, incluso aunque exista una colaboración ocasional entre ellos.

Optimizar los movimientos de los trabajadores entre las diversas zonas y puestos de trabajo.

Delimitar visualmente las áreas de movimiento.

 

Dimensiones y geometría del espacio:

La geometría del espacio de oficinas abiertas tiene un impacto significativo en el entorno acústico. Los espacios diáfanos se caracterizan geométricamente por una altura de techo mucho menor que el largo y el ancho de la habitación. Esta relación geométrica debe conservarse en la medida de lo posible para aumentar la tasa de decaimiento al duplicar la distancia. Se deben evitar los pasillos porque favorecen la propagación de la voz, lo que puede afectar la actividad cognitiva.

Espacios de apoyo:

Las máquinas de café, las áreas de descanso y recreativas se ubicarán fuera del espacio libre. Además, se aislarán y acondicionarán mediante soluciones que presenten un adecuado aislamiento y acondicionamiento acústico.

Las oficinas privadas y las salas de reuniones pequeñas se pueden ubicar cerca del espacio de planta abierta. Su número puede variar, según la actividad, de 1 a 3 salas privadas por cada 15 puestos de trabajo.

A menudo, las circulaciones dentro del espacio abierto pueden causar una distracción significativa, tanto desde el punto de vista acústico como visual. Se deben tomar precauciones con respecto a la posición y la visibilidad del camino de circulación dentro del espacio abierto.

Distancia entre puestos de trabajo en espacios abiertos:

La distancia de distracción es la distancia más allá de la cual se reduce la distracción del habla. La disminución del nivel de sonido se incrementará para reducir la distancia de distracción. Esto puede lograrse implementando un adecuado sistema de acondicionamiento acústico.

Tratamientos acústicos:

El tratamiento acústico de una sala consiste en cubrir sus superficies (techo, suelo y paredes) con material acústico absorbente para limitar la reflexión del sonido. Cuanto más eficiente sea el material (es decir, alto coeficiente de absorción) y cuánto más grande y uniforme sea la superficie tratada, más eficaz será el tratamiento acústico.

Tratamiento en techos:

El techo es la superficie reflectante más importante en las oficinas de planta abierta; debe ser lo más absorbente posible. Se debe preferir una cobertura completa del techo, con coeficiente de absorción ponderado alto es cercano a 1. En caso de no ser posible tratar el techo por completo, es recomendable la instalación de elementos absorbentes suspendidos que cubran entre un 50-60% de la superficie.

Tratamiento en paredes:

La proporción de las superficies de las paredes en comparación con el techo es baja en un espacio de planta abierta. Sin embargo, el uso de absorbentes de pared puede limitar los reflejos para las estaciones de trabajo cerca de las paredes. Los revestimientos de paredes deben instalarse a aproximadamente 1,2 m sobre el suelo: la altura de las orejas de una persona sentada, y es recomendable utilizar materiales resistentes a la tensión, por ejemplo materiales con revestimiento textil.

Tratamiento de suelos:

El rendimiento de absorción de los revestimientos de suelos es limitado, por lo que su contribución a la absorción general dentro de la habitación no suele ser significativa. El principal beneficio de la selección adecuada de revestimientos para pisos para el tratamiento acústico es el menor ruido de impacto asociado con el movimiento de personas y muebles.

Mobiliario:

A nivel general, el mobiliario es insuficiente para superar los desafíos acústicos de un espacio diáfano, por lo que se debe priorizar el tratamiento de la superficie de la habitación. El uso de muebles con superficies absorbentes de sonido puede reducir la necesidad de superficies absorbentes de sonido adicionales.

Para las estaciones de trabajo que no se utilicen para el trabajo colaborativo, el mobiliario se seleccionará para crear la mayor distancia posible entre las estaciones de trabajo e incluirá elementos que favorezcan la atenuación, como divisores de estaciones de trabajo y divisores de espacios de trabajo.

EQUIPAMIENTO ACUSTICO COWORKING

Especialistas en calidad acústica para oficinas

En Absotec somos especialistas en eliminar la reverberación y el ruido interior de los espacios. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de nuestros clientes, haciendo que sus espacios sean lugares acústica y estéticamente confortables.

La reverberación y el ruido son molestos y dificultan la comunicación, causando estrés y fatiga. En Absotec acondicionamos las instalaciones para que sean agradables y saludables; ofreciendo soluciones acústicas diseñadas y fabricadas 100% en España, aplicando criterios de economía circular y materiales medioambientalmente respetuosos.

Absotec está reconocida como PYME Innovadora. Nuestro afán por ofrecer los mejores productos y servicios a nuestros clientes está ligado a nuestro sistema de gestión y de mejora continua, respaldado por las certificaciones de las normas UNE-EN-ISO 9001 de Gestión de Calidad, UNE 166002 de Gestión del I+D+i y UNE-EN-ISO 14006 de Ecodiseño.

Descubre algunos de nuestros proyectos de acondicionamiento acústico

Paneles Acústicos Oficinas
paneles acusticos de techo

Descubre más ejemplos de acondicionamiento acústico de espacios de trabajo

Related posts

Abrir chat