El estudio de Arquitectura ABR – QUAM, ubicado en uno de los más reconocidos edificios de arquitectura moderna de Madrid ha diseñado e implantado una solución fonoabsorbente de ABSOTEC para mejorar el confort acústico de sus salas de reuniones. El diseño consiste en una composición de cilindros de diferentes diámetros y profundidades que dotan a los techos de las salas de una volumetría y estética muy singular. Un nuevo proyecto en colaboración con un gran equipo de profesionales.